Callos a la Madrileña.